Publicado: 13 de Noviembre de 2017

Está demostrado que la condición física mejora el rendimiento cognitivo y reduce el riesgo de demencia.
Ir al gimnasio, salir a caminar, pertenecer a grupos que realicen actividades, mantenerse activo en general,  va a mejorar la salud y el bienestar de las personas que realicen estas actividades sin importar la edad.
La falta de actividad repercute directamente en una menor movilidad y con ello en una mayor necesidad de cuidados y atención.