Publicado: 21 de Noviembre de 2018

Esta enfermedad afecta principalmente a las mujeres postmenopáusicas y en una mucho menor incidencia a los hombres.
No suele dar ningún síntoma hasta que no se produce una fractura. Además del dolor también se produce una disminución de la estatura o deformidad de la columna en el caso de las fracturas vertebrales. También son muy habituales las de cadera, que precisan intervención quirúrgica, la muñeca y el húmero.
Para poder mantener unos huesos en las mejores condiciones posibles y llegar a adultos con la máxima masa ósea se aconseja mantener hábitos de ejercicio físico, ingesta de calcio,  la vitamina D y proteínas para mantener la masa muscular.
Saber más