Publicado: 16 de Noviembre de 2017

Se designa con este nombre al grupo las personas que tienen entre 33 - 55 años. Según el Instituto Nacional de Estadística cada vez se retrasa más la edad para tener el primer hijo, sobre los 32 años, esto junto con el elevado aumento de la esperanza de vida hace que este grupo de personas posiblemente se vean en la situación de tener que cuidar de sus padres a la vez que de sus hijos. Esta situación afecta a ambos sexos debido a la incorporación de la mujer al mercado de trabajo aunque suele recaer principalmente en la mujer.
Tener que cuidar a todos a la vez crea unos niveles de estrés altísimos que a la larga va a pasar factura ya que puede desembocar en ansiedad y depresión haciendo que al final no pueda cuidar de nadie.
Más información.