Publicado: 5 de Octubre de 2017

Todo el mundo tenemos barreras, dificultades o limitaciones, incluidos los ancianos. El mayor problema del anciano es sucumbir a las limitaciones además de la soledad.Envejecer tal como se está viendo en las sociedades occidentales modernas no tendría que ir asociado a un sentido despectivo(viejo, retrogrado, estorbo,etc.) sino todo lo contrario( experiencia, reflexión, disponibilidad de tiempo, libertad, paciencia y generosidad).
Ser anciano no significa estar acabado para la vida. En cualquier momento la mejor etapa de tu vida es en la que te encuentras. De hecho, la actitud es clave: El peligro de la vejez es que empecemos a actuar como ancianos. 
Valoremos a los ancianos en la medida de que también nosotros lo seremos un día.Ellos lo merecen.